La corriente eléctrica es una de las magnitudes mas importantes de la electricidad y la electrónica. En este artículo veremos en qué consiste, cual es su relación con las cargas eléctricas presentes en el interior del átomo, cuál es su unidad de medida y que instrumentos se emplean para medir su intensidad.



Bajo ciertas circunstancias, se puede producir un desbalance de cargas eléctricas dentro de un material. Es lo que ocurre por ejemplo durante una tormenta: la fricción de las nubes con el aire produce acumulación de cargas negativas en una zona y positivas en otra. Este desbalance crece hasta que las fuerzas de atracción y repulsión eléctricas son muy fuertes y se produce un movimiento masivo de cargas, en la forma de un relámpago o un rayo.

El movimiento de cargas eléctricas se denomina corriente eléctrica. En el caso de las nubes, el movimiento y por tanto la corriente cesa en cuanto se restablece el balance de las cargas eléctricas, pero existen dispositivos que son capaces de generar una diferencia de cargas permanente en el tiempo, tales como las pilas o baterías y que son capaces de mantener una corriente eléctrica por mucho tiempo.

Cuando establecemos una conexión, un camino, entre los dos bornes de una pila, conectándole una lámpara por medio de cables por ejemplo,  las cargas eléctricas generadas en la pila se mueven a través de los cables y la lámpara, encendiéndola. Decimos que se ha establecido una corriente eléctrica y que la lámpara se enciende gracias a esta corriente.

La unidad de medida de la corriente eléctrica es el amper (a veces se la denomina también “amperio”) y se define a un amper como el movimiento de una carga de un Coulomb (1 C) por segundo.

En este video podemos ver de forma bastante gráfica la definición de un AMPER

 

Sentido de circulación de la corriente

Como ya vimos, la corriente es el movimiento de los electrones dentro de un conductor. Como estos tienen carga negativa, son repelidos por la zona donde hay exceso de cargas de ese signo y atraídos a la zona con carga positiva. Si la diferencia de potencia es provista por una pila, los electrones salen del borne negativo (-) y se mueven hacia el positivo (+). Este sentido de circulación de la corriente, que es el sentido en que se mueven los electrones, se denomina sentido electrónico. Antes de descubrirse que eran los electrones los que formaban la corriente se utilizaba el sentido contrario: desde el borne positivo (+) el de mayor potencial, al borne negativo (-) de menor potencial, como si fuera el agua de una cascada que cae de la parte de mayor altura a la de menor altura. Este sentido se llama sentido convencional de la corriente y aún se mantiene su uso por razones históricas o de costumbre.

Fig. 1. Sentido de circulación de la corriente

Medición de la intensidad de corriente

Para medir la intensidad de la corriente eléctrica se emplea un instrumento de medida denominado amperímetro. Como lo que debemos medir es la cantidad de cargas que pasan por dentro del conductor, el amperímetro se debe intercalar en el conductor para que las mismas cargas pasen a través de él.

Esta forma de conexión de llama conexión en serie.

Fig.2. Conexión en serie de un amperímetro para medir corriente

Muchas veces los amperímetros vienen combinados con otros instrumentos en uno que se llama tester o multímetro, que son muy comunes entre los técnicos que se dedican a la electricidad.

Fig. 3. A la izquierda un amperímetro para montar en panel y a la derecha un multímetro o tester

También son muy empleadas, sobre todo para medir corrientes de varios amperes, las llamadas pinzas amperométricas sumamente útiles ya que permiten medir sin tener que cortar el circuito para intercalar el instrumento en serie.

Fig. 4. Pinza amperometrica

La unidad de medida de la intensidad de corriente eléctrica es el amper, que equivale al movimiento de 1 Coulomb durante un segundo. Sin embargo, cuando se trata de corrientes muy pequeñas o muy grandes, esta unidad de medida no es adecuada, por lo que se recurre a sus múltiplos y submúltiplos.

Para medir corrientes pequeñas se usan los submúltiplos del amper:

 1 mA (miliamper) = 0,001 A (una milésima de amper)

 1 µA (microamper) = 0,000001 A (1 millónesima de amper)

En el otro extremo, aunque su uso es mas infrecuente, se usan los múltiplos:

 1 KA (kiloamper) = 1.000 A (mil amperes)

 1 MA (mega-amper) = 1.000.000 A (un millón de amperes)

En cualquier circuito, la corriente está estrechamente relacionada con otras dos magnitudes eléctricas: la Tensión y la Resistencia. Puedes aprender mas acerca de esta relación en este otro artículo acerca de la Ley de Ohm.

Comprueba tus conocimientos